10 pasos para elaborar un pitch exitoso

Tomado de www.informabtl.com

Sabemos que no todas las empresas son iguales, pero te dejamos 10 pasos para elaborar un pitch exitoso de acuerdo con los expertos.

  1. Relájate. Aunque el pitch debe ser tomado seriamente, como ya se ha mencionado, en el momento de presentación es vital que te muestres seguro, relajado y sonriente, ya que tu futuro cliente verá que eres dueño de la situación y sabes de lo que estás hablando.

  1. Conoce a tu audiencia. Es importante hacerla de stalker días antes de tu presentación; pregunta a quién le presentarás el proyecto y si es posible síguelos en redes sociales, búscalos en LinkedIn, conoce un poco de quiénes podrían tomar la decisión y el tipo de proyectos que aprueban. Eso te permitirá romper el hielo con algún detalle en común antes de iniciar la presentación, dará la impresión de que estás confiado, y permitirá que el ambiente de la presentación sea más cordial.

  1. Inicia tu presentación con un título explosivo. El describir en pocas palabras tu presentación no es tarea fácil, debes reunirte con tu staff creativo y buscar títulos atractivos que impacten de inmediato a tu futuro cliente. Un título atractivo los mantendrá cautivos en los primeros segundos de tu presentación. Eso es vital y es una invitación a querer conocer el proyecto en su totalidad.

  1. Introducción que genere un vínculo emocional. Pese a que no es lo mismo presentar un pitch para una funeraria que para un parque de diversiones, de acuerdo con los expertos, siempre es importante acudir al storytelling para generar una introducción que genere un vínculo emocional con tu futuros clientes. Esta introducción debe ser breve, pero atractiva para darle paso a la siguiente parte.

  1. Describe el “problema”. De manera breve, debes describir el problema expuesto en el brief, usa datos de la industria o del mercado que avalen que en realidad existe un problema, aunque con solución; tu solución.

  1. Estudia a tu target. Es imperativo que “hagas la tarea” y estudies al mercado, analiza, muestra con gráficas la situación de la competencia, haz un benchmark efectivo y explica cómo podrás contrarrestarlo con analíticas reales y explícalas. Usa las redes sociales, analiza lo que dice la gente de la competencia de tu futuro cliente y de él mismo. Esto demostrará que conoces bien el mercado y sabes por dónde “navegas”.

  1. Ofrece una solución creíble y alternativas. No vas a inventar el hilo negro, sé honesto y directo, estudia a tu mercado y ofrece soluciones viables y que se amolden al presupuesto asignado. Sé creativo al desarrollar una solución que puedes ejecutar. Estudia al mercado objetivo y ofrece flexibilidad. Recuerda que estamos ofreciendo supuestos, la realidad puede ser diferente, de ahí que sea importante esa flexibilidad que te permitirá ajustarte para cambiar el rumbo. Platica sobre cómo lo has hecho antes con otros clientes.

  1. La competencia. Siempre hay competidores que en ocasiones pelean deslealmente por ganarte una cuenta, lo sabemos, no es nada nuevo. Lo más importante es diferenciarte de ellos, ¿cómo? No hables de tu competencia, habla de tus casos de éxito, de la experiencia y/o tecnología que posees, del staff de expertos de tu compañía. Si puedes, incluye testimoniales de tus clientes que puedan verificarse. Deja claro que en tu empresa son diferentes.

  1. Tu equipo de trabajo. Una vez que terminaste con la presentación de tu solución y del por qué elegirte a ti, es momento de mostrar con quién lo vas a realizar. “Somos los únicos”, “Somos expertos”, “Sin nosotros no sobrevivirás”, “No tenemos competencia”, ese tipo de frases solo te llevarán al abismo del “gracias, nosotros los llamamos”. Tienes que ser honesto, algo que quizás pocos lo hacen pero que da mejores resultados. Habla de tus deficiencias de manera frontal, y ensalza tus virtudes, platica de lo que haces por tus clientes y por qué te han elegido. Habla de las fortalezas de tu equipo y sus debilidades, pero no exageres en ninguno de los dos casos. Eso generará confianza en tu futuro cliente y será un factor diferenciador.

  1. Déjalos con las ganas. Una vez que hayas terminado de presentar a tu equipo de trabajo, trata de concluir tu presentación con preguntas y respuestas. Dales a entender que sólo están vislumbrando una parte de todo tu potencial y que no se arrepentirán de contratarte.